Estudios

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Padecimientos

Tumor cerebral: ¿Cuáles son los síntomas?

¿Sabías que un simple dolor de cabeza pudiera significar la presencia de un tumor cerebral? Pero no te asustes, la probabilidad es muy baja. Al haber un tumor cerebral los síntomas que pueden presentarse son muy variables, éstos van a depender del área en el que se encuentra el tumor.

Te explicaremos más acerca de cuáles son los síntomas que puede presentar una persona con un tumor cerebral y cómo se diagnostica a través de diversos exámenes, entre ello un electroencefalograma.

En Neurocenter nos especializamos en la atención neurólogica y estamos convencidos de que con nuestra amplia infraestructura y robusta red de profesionales podemos lograr detener tus pérdidas y ayudarte a ganar todo aquello que necesitas para tener una vida plena.

¿Cuáles son los primeros síntomas?

Está bien descrito que dolor de cabeza es el síntoma más común y de los primeros en presentarse en una persona con un tumor cerebral. Si bien el dolor de cabeza es un síntoma muy común de cualquier enfermedad o bien, ser un dolor benigno, las características que más nos alertan y por los cuáles el médico neurólogo probablemente solicite más estudios para buscar la causa son:

  • Dolor de cabeza crónico y constante
  • Que inicie a edad muy temprana o en edades avanzadas
  • Que el tipo de dolor sea diferente al que usualmente se presenta
  • Que se acompañe de otros síntomas neurológicos como debilidad o alteración de la sensibilidad de alguna parte del cuerpo, alteraciones del lenguaje, equilibrio, etc
  • Que se asocie con inicio de crisis convulsivas
  • Que no quite con analgésicos

Estos son algunos de los datos de alarma que pudieran sugerir que no se trata de cualquier dolor de cabeza, por lo que puede ser necesario realizar un estudio de imagen como una resonancia magnética de cerebro para determinar si se trata o no de un tumor.

¿Qué otros síntomas se pueden presentar?

Todo va a depender del área en el que se encuentre el tumor:

  • Si se encuentra en la superficie del cerebro pueden presentarse crisis convulsivas
  • Si está cerca del nervio óptico puede comprimir al nervio y causar visión borrosa, disminución del campo visual o incluso ceguera
  • Si se encuentra en el lóbulo frontal del cerebro puede manifestarse como alteración del comportamiento, agresividad, comportamiento aberrante (como quitarse la ropa en público).
  • En el caso de afectar el lóbulo temporal puede presentarse como alteraciones del lenguaje o memoria
  • En el lóbulo occipital como alteraciones visuales
  • En cerebelo como alteración en la coordinación
  • O incluso en tallo cerebral puede llegar a ser mortal como cambios en el patrón respiratorios o alteración de la consciencia.

Usualmente estos síntomas van presentándose de forma gradual, acentuándose conforme crece el tumor y ejerce presión sobre otras estructuras.

Hay casos en los que el tumor puede presentar un sangrado, en ese caso puede manifestarse como un dolor de cabeza súbito y muy intenso o crisis convulsivas.

Te podría interesar: ¿Qué revela un electroencefalograma?

 

¿Cómo se diagnostica un tumor cerebral?

Todo comienza en la consulta con el neurólogo, el experto que realizará una serie de preguntas para conocer cómo se fueron presentando los síntomas, además de realizar una extensa exploración neurológica para determinar las funciones neurológicas afectadas.

Según los hallazgos que encuentre, determinará la probabilidad de que se trate de un tumor cerebral, en tal caso solicitará estudios que ayuden a confirmar y complementar el diagnóstico.

Un estudio esencial es la resonancia magnética de cerebro, es un estudio de imagen que nos ayudará a confirmar la presencia de un tumor, además de determinar sus características como el tamaño, su ubicación y la probabilidad de que sea benigno o cáncer según sus características por imagen.

Otro estudio importante a tomar en cuenta es el electroencefalograma, el cual evalúa la actividad eléctrica de la corteza cerebral. Es un estudio que consiste en la colocación de electrodos sobre el cuero cabelludo que censan la actividad eléctrica. Cuando hay alguna alteración como crisis convulsivas o una masa (como un tumor), ésta actividad se verá de forma desorganizada, haciendo evidente la presencia de algo anormal.

En el contexto de la presencia de un tumor cerebral este estudio nos ayudará a ver si interfiere con la actividad eléctrica del cerebro. En el caso de que el paciente presente crisis convulsivas, este estudio nos ayudará a determinar el foco epileptógeno a partir del cuál se desencadenan las crisis.

En ocasiones, posterior a una cirugía de resección del tumor, puede haber daño estructural, como cicatrices, que también pueden causar crisis convulsivas. En estos casos también se requiere de un electroencefalograma para dar seguimiento a estas crisis y planear una operación para un mejor control de las crisis convulsivas en pacientes que sean candidatos.

La presencia de un tumor cerebral requiere de varios estudios para poder realizar un diagnóstico certero y determinar el mejor tratamiento según cada caso. Uno no excluye al otro. A pesar de brindarnos información diferente ésta se complementa, ayudando al médico a brindarle mayor información acerca de su padecimiento y de las opciones terapéuticas disponibles.

 

Tal vez te interesaría leer sobre: ¿Qué nos dice la actividad eléctrica del cerebro?