Estudios

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Servicios

Electroencefalograma: ¿Qué nos dice la actividad eléctrica del cerebro?

Un electroencefalograma (EEG) es de gran utilidad para un neurólogo pues le permite establecer diagnósticos diferenciales y establecer un adecuado tratamiento, ya que mide de manera puntual la actividad eléctrica del cerebro.

A través de un electroencefalograma se pueden observar comportamientos en el cerebro que pueden llevar al diagnóstico de los siguientes padecimientos en adultos y en niños:

  • Trastornos convulsivos
  • Crisis epilépticas
  • Coma y muerte cerebral.
  • Encefalitis herpética.
  • Panencefalitis esclerosante subaguda.
  • Anoxia cerebral e intoxicación por barbitúricos.
  • Encefalopatía hepática.
  • Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob
  • Traumatismos Craneo Encefalicos.
  • Trastornos del sueño como SAOS,insomnio,bruxismo, narcolepsia etc.

 

De igual forma se pueden evaluar algunos padecimientos en bebés recién nacidos:

  • Hidrocefalia congénita:.
  • Agenesia del cuerpo calloso.
  • Citomegalia, toxoplasmosis y sífilis congénita.
  • Hemorragias subaracnoideas, subdurales, y extradurales.
  • Encefalopatía hipóxico-isquémica.

 

Poder evaluar la actividad eléctrica del cerebro es un factor determinante en el diagnóstico y tratamiento de múltiples padecimientos neurológicos. En Neurocenter somos una clínica especializada en la atención neurológica y cómo tal podemos ofrecer no sólo la realización de electroencefalogramas, sino la interpretación del estudio, diagnostico y tratamiento.

Gracias a nuestra robusta comunidad de profesionales y nuestra amplia infraestructura, tenemos la certeza de que podemos lograr detener las pérdidas y ayudarte a ganar todo aquello, que quien nos busca, requiere para tener una vida plena.

¿Qué es el electroencefalograma?

La electroencefalografía (EEG) es una técnica de exploración funcional del sistema nervioso central (SNC) mediante la cual se obtiene el registro de la actividad eléctrica cerebral en tiempo real mediante la colocación de electrodos fijados al cuero cabelludo.

El origen de la señal eléctrica está en las células piramidales de la corteza cerebral. Cada una de dichas neuronas constituye un diminuto dipolo eléctrico, cuya polaridad depende de que el impulso a la célula sea inhibitorio o excitatorio.

Para poder recoger y registrar una señal de la actividad eléctrica en cada región cerebral a través de la superficie craneal se colocan electrodos que captan la diferencia de potencial entre ellos. Dichos electrodos pueden estar situados en el cuero cabelludo (EEG estándar), en la superficie cortical (EEG cortical) o intracerebrales (EEG de profundidad).

¿Cómo se realiza el estudio?

El EEG estándar es una exploración indolora, no invasiva, de bajo coste. Para la obtención del trazado, se requiere que el paciente esté relajado, en un ambiente de semipenumbra y con los ojos cerrados. Deberá dormir lo habitual la noche previa a la realización de la prueba, excepto en el caso de que se vaya a realizar un EEG con privación de sueño para el cual se precisan de 12 a 24 horas de vigilia previas.

No es necesario suspender la medicación habitual aunque sí debe anotarse para una posterior interpretación adecuada del trazado. La suspensión de la medicación antiepiléptica sólo se efectúa cuando se desea registrar una crisis en vídeo en paciente hospitalizado.

 

Si tienes más preguntas sobre el electroencefalogramas da clic aquí: Preguntas frecuentes sobre el electroencefalograma

¿Cuánto dura el estudio de EEG?

La duración que ha de tener un EEG estándar es de al menos 30 minutos de registro e incluye técnicas de activación, principalmente la fotoestimulación intermitente y la hiperventilación. Estas técnicas están dirigidas a provocar o intensificar la aparición de anomalías en la actividad cerebral.

Hiperventilación:  Consiste en que el paciente debe respirar por la boca de forma regular y profundamente durante unos 3 minutos. Está contraindicada en algunos casos (edad muy avanzada, enfermedad cardíaca o pulmonar severa, infarto agudo de miocardio, hemorragia cerebrovascular reciente, hipertensión arterial no controlada).

Fotoestimulación: Durante la fotoestimulación luminosa intermitente se aplican estímulos luminosos a diversas frecuencias. Se estimula primero con los ojos abiertos, y tras 5 segundos se le pide al paciente que cierre los ojos. Se comienza ascendiendo desde 1 Hz hasta 20 Hz, y después se desciende desde 60 hasta 25 Hz. La duración aproximada es de 6 minutos.