Estudios

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Padecimientos

¿Qué enfermedades se detectan con la electromiografía?

Para saber que tipo de enfermedades ayuda a detectar la electromiografía (emg), podemos basarnos en el origen de su nombre: electro (electricidad) – mio (músculo) – grafía (estudio). Así pues, la electromiografía nos permite evaluar las enfermedades que pueden afectar la conducción nerviosa y eléctrica de los músculos.

Este tipo de enfermedades pueden producir signos y síntomas muy característicos que difícilmente pasan desapercibidos, ya que, al afectar los músculos, también afectan nuestras actividades del día a día en mayor o menor medida.

Por ello es importante poder lograr un diagnóstico que permita al especialista ofrecer un tratamiento oportuno y adecuado para cada caso específico. En Neurocenter tenemos la certeza de que con nuestra propuesta alternativa de atención y nuestra robusta comunidad de profesionales podemos detener las pérdidas y ayudarte a ganar fuerza, a hilar palabras, a dar pasos, a hacer guiños, a pasar bocados, a adquirir firmeza, confianza y todo aquello que, quien nos busca, requiere para tener una vida plena.

Síntomas a tomar en cuenta

Algunos de los más característicos y frecuentes por los que los pacientes suelen acudir a la consulta con el neurólogo son los siguientes:

  • Hormigueos.
  • Adormecimiento o entumecimiento.
  • Debilidad muscular.
  • Dolor muscular.
  • Calambres musculares.
  • Movimientos anormales como fasciculaciones o sacudidas.

Si bien, es cierto que muchos de estos síntomas los podemos presentar en el día a día, ya sea por una carga de trabajo importante, estrés o hacer ejercicio, no hay que dejarlos pasar, sobre todo cuándo estos son persistentes, muy intensos, o simplemente cuando tengamos alguna duda. 

Ante esta situación, es recomendable asistir al especialista en neurología, quien, después de una evaluación neurológica completa, podrá decirnos si requerimos de algún estudio especializado (como la electromiografía) o solamente vigilancia y observación.

Algunas de las enfermedades que se pueden detectar con la electromiografía son las siguientes:

  • Enfermedad de Guillain-Barré. Este es un trastorno que afecta el sistema inmunológico del cuerpo y también ataca a una importante parte del sistema nervioso periférico.

Estadísticamente tiene baja incidencia: tan solo una persona de cada 100.000 padece esta enfermedad. Normalmente tiene un período de una a dos semanas, y lo que causa el síndrome Guillain Barré es haber sufrido de una infección viral respiratoria o gastrointestinal previa.

  • Miastenia Gravis. Se caracteriza por debilidad y fatiga de cualquiera de los músculos de control voluntario. Es causada por una ruptura en la comunicación normal entre los nervios y los músculos.

No existe cura para la miastenia grave, pero el tratamiento puede ayudar a aliviar los signos y síntomas, como la debilidad de los músculos de los brazos o las piernas, la visión doble, los párpados caídos y las dificultades para hablar, masticar, tragar y respirar.

  • Síndrome de túnel del carpo. Es una afección en la cual existe una presión excesiva en el nervio mediano. Este es el nervio en la muñeca que permite la sensibilidad y el movimiento a partes de la mano. El síndrome del túnel carpiano puede provocar entumecimiento, hormigueo, debilidad, o daño muscular en la mano y dedos.
  • Distrofia muscular. La distrofia muscular es un grupo de más de 30 enfermedades hereditarias que causan debilidad muscular y pérdida de la masa muscular. Algunos tipos de distrofias aparecen en la infancia o la niñez; otras no aparecen hasta la mediana edad o después. Los distintos tipos varían dependiendo de quién afectan y los síntomas.
  • Esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Es una enfermedad del sistema nervioso, degenerativa y progresiva, que afecta los nervios s responsables del control de los músculos voluntarios.

Al ser degenerativa, con el tiempo los síntomas van empeorando, y lamentablemente no tiene cura, sin embargo, pueden tomarse medidas para ofrecer más tiempo y para mejorar la calidad de vida de quien lo padece.

 Tal vez te interesaría leer ¿Cómo saber si necesitas una electromiografía?

¿Qué es la electromiografía?

La neurología no solamente se enfoca en el estudio de los músculos, además, evalúa la función muscular y la manera en que estos se comunican con los nervios. Dentro del abordaje neurológico de distintas patologías existen múltiples estudios especializados, uno de los más solicitados es la electromiografía que nos permite evaluar la adecuada función de los músculos.

Esto se logra mediante la colocación de pequeñas agujas que se introducen en la piel y funcionan como electrodos para detectar señales eléctricas. De esta manera, al realizar un movimiento de algún grupo muscular, por ejemplo, el bicep del brazo, la conducción de este tipo de señales, su intensidad y su comportamiento se registran por medio de estos electrodos hacia una computadora que posteriormente nos permitirá realizar mediciones y finalmente conclusiones diagnósticas.

¿Cuáles son los riesgos de una electromiografía?

A manera de recordatorio, la electromiografía es un estudio sencillo y rápido. Se realiza en un ambiente controlado, con técnicos y médicos entrenados en la materia. Los electrodos de agujas son muy pequeños y finos y prácticamente indoloros, aunque en algunas personas puede generar cierta molestia. 

Al ser un estudio sencillo, no requiere ningún tipo de anestesia y se puede realizar en el consultorio. 

Las principales complicaciones suelen ser hematomas (moretones) que irán desapareciendo con el paso de los días o en ocasiones gotitas de sangre en el sitio de punción. 

Por último, no requiere de ninguna preparación especial, a excepción de que, durante la prueba, es recomendable no utilizar cremas, lociones o productos cosméticos ya que estos pueden interferir con los resultados e interpretación del estudio.

En Neurocenter contamos con el equipo y personal capacitado para la realización de este tipo de estudio. Ponte en contacto con nosotros para que podamos despejar todas tus dudas y referirte con alguno de nuestros especialistas. Porque sin importar tus circunstancias, en Neurocenter no pierdes, ganas.