Estudios

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Servicios

Papel del electroencefalograma en un EVC

Tal vez hayas visto que el electroencefalograma es el principal estudio que se utiliza para evaluar y dar seguimiento a los personas con epilepsia, pero ¿sabías que el electroencefalograma también tiene un importante papel en otros padecimientos? Por ejemplo, en pacientes que tuvieron un Evento Vascular Cerebral (EVC).

Como especialistas en atención neurológica ofrecemos no solo atención inmediata ante un infarto cerebral, sino la tecnología necesaria para confirmar un diagnóstico, así como una robusta red de profesionales que pueden ofrecer el tratamiento adecuado y rehabilitación de las secuelas.

En este artículo te explicaremos que es un infarto cerebral, cual es el tratamiento que se recibe de forma inmediata y para prevenir nuevos eventos, así como el uso que tiene el electroencefalograma en personas con infarto cerebral.

Electroencefalograma y EVC

El electroencefalograma es un estudio que consiste en colocar electrodos sobre el cuero cabelludo para evaluar la actividad eléctrica de la corteza cerebral. En estudio rápido, no invasivo y de fácil acceso.

También hay casos en los que una persona puede hacerse un electroencefalograma por alguna otra razón y que en el estudio se reporte alguna alteración focal de la actividad eléctrica cerebral. En estos casos será necesario complementar con algún estudio de imagen como una resonancia magnética de cerebro o un TAC para buscar la causa de esta alteración de la función de la corteza, pudiendo tratarse de un infarto cerebral antiguo, entre muchas otras cosas.

El electroencefalograma nos proporciona información sobre la localización de la lesión cuando se ve afectada la corteza cerebral, a esto se le llama mapeo cerebral ya que, como su nombre lo dice, es un mapa de toda la actividad eléctrica de la corteza cerebral, de manera que al haber una lesión que interfiera con esta actividad eléctrica, puede detectarse por medio del electroencefalograma. Éste puede realizarse desde inicio o días después si se presentan otros síntomas como las crisis convulsivas.

¿Qué es un infarto cerebral?

El infarto cerebral, mejor conocido en el ámbito médico como evento vascular cerebral (EVC), ocurre cuando un coágulo se desprende de su sitio y viaja por la sangre hasta atorarse en una arteria cerebral, de manera que impide el paso de sangre al área del cerebro irrigada por esa arteria, ocasionando que esa parte del cerebro se infarte por la falta de oxígeno. 

Los síntomas que pueden presentarse varían mucho ya que dependen de que se encarga el área del cerebro que sufrió el infarto. Por ejemplo:

  • Debilidad o disminución de la sensibilidad de la mitad izquierda o derecha del cuerpo
  • Alteraciones del lenguaje como dificultad para articular las palabras o entender lo que escucha
  • Pérdida de sensibilidad u hormigueos en la mitad del cuerpo.
  • Pérdida súbita de visión en un ojo.
  • Dolor de cabeza muy intenso distinto del habitual.

¿En qué consiste el tratamiento de un infarto cerebral?

Si la persona acude rápidamente al hospital posterior al inicio de los síntomas muy probablemente sea candidato a una trombolisis, la cual es un tratamiento que consiste en administrar un medicamento que ayuda a deshacer el coágulo que causó el infarto, revirtiendo los síntomas rápidamente en minutos a días.

En casos en los que ya pasaron más de 4 horas y media, el tratamiento consiste principalmente en la prevención secundaria, es decir, ofrecer medicamentos que ayudan a evitar que este evento vuelva a presentarse así como cambios en el estilo de vida para disminuir o eliminar los factores que contribuyen al desarrollo de un infarto cerebral, tales como:

  • Hipertensión arterial.
  • Enfermedades cardiacas.
  • Diabetes mellitus.
  • Aumento del colesterol.
  • Consumo de alcohol, tabacos o drogas (anfetaminas, cocaína, etc.).
  • Sedentarismo.
  • Obesidad.

 

Te podría interesar: Lo que revela el electroencefalograma

¿Cómo sabremos que causó el infarto?

Es importante realizar una serie de estudios que nos ayuden a determinar de dónde vino ese coágulo o placa de ateroma para evitar que esto siga ocurriendo.

Estos estudios incluyen un electrocardiograma y ecocardiograma para ver si el coágulo se formó en el corazón debido a alguna alteración en su estructura o función, y ultrasonido de las arterias del cuello para buscar placas de ateroma que hayan podido desprenderse, ya que es de los principales lugares donde se forman y al desprenderse pueden llegar a tapar arterias del cerebro.