Estudios

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Cuáles son los tipos de electroencefalograma?

Existen distintos tipos de electroencefalograma (EEG) dentro de los cuales se encuentra el EEG de rutina, el EEG de sueño o con deprivación de sueño, EEG ambulatorio, video telemetría y la telemetría invasiva. Cada uno tiene diferentes usos de acuerdo a la enfermedad que se quiera evaluar. 

El EEG es una herramienta que ayuda a valorar la actividad cerebral, este tipo de estudio es especialmente para la valoración de crisis epilépticas, sin embargo también puede ser utilizado para valorar encefalopatías, nivel de consciencia durante cirugías o valoración del estado de coma.

El EEG es capaz de medir los potenciales eléctricos que generan las neuronas en sus diferentes localizaciones, por lo tanto puede brindar información importante acerca de la localización y diseminación de descargas eléctricas. Por lo tanto ayuda al estudio de los múltiples trastornos que pueden ocurrir en el sistema nervioso central. 

¿Cuáles son los tipos de EEG?

  • EEG de rutina 

Este tipo de EEG es un estudio corto con una duración de entre 20 a 40 minutos. Suele solicitarse para el diagnóstico y la clasificación de epilepsia pero también puede ser utilizado en los siguientes escenarios: 

  • Traumatismo craneoencefálico 
  • Infección del sistema nervioso central 
  • Tumores cerebrales 
  • Encefalopatía 
  • Problemas de memoria y cognitivos 
  • Trastornos del sueño 
  • Trastornos del ánimo 
  • Eventos cerebrovasculares 
  • Muerte cerebral

Dependiendo de lo que se le busque en el estudio se te puede solicitar durante el estudio dormir, hiperventilar (respirar rápidamente) o ver luces prenderse y apagarse. Esto generalmente tiene la intención de activar una crisis epiléptica para determinar el tipo de crisis y su localización. 

  • EEG con privación de sueño 

Es bien conocido que la privación de sueño es uno de los principales activadores de las crisis epilépticas, por lo tanto esta técnica puede utilizarse durante el EEG con la finalidad de registrar dichas crisis. Este estudio puede ser solicitado si durante un EEG de rutina se obtuvieron resultados normales y se continúa con la sospecha de crisis epilépticas. 

Igualmente la deprivación de sueño permite que el paciente pueda conciliar el sueño durante el estudio lo que permite valorar la actividad cerebral cuando se sospecha de trastornos del sueño. 

  • EEG Ambulatorio 

Este tipo de EEG se utiliza cuando es necesario monitorizar la actividad neuronal durante más de un día, por lo tanto los electrodos se colocan en el cuero cabelludo y se conectan hacia una grabadora pequeña que puede engancharse en la ropa. Este estudio permite, no solo evaluar a la persona durante más tiempo, sino que también permite valorar la actividad cerebral durante las actividades diarias de la persona lo que puede dar información más verídica sobre lo que vive en su día a día. 

Debido a que la grabadora y los electrodos no pueden exponerse al agua, se debe tomar en cuenta que la persona no podría bañarse a lo largo del estudio. 

  • Video telemetría o video EEG 

En este estudio, además de registrar los datos de la actividad cerebral, también se lleva a cabo una videograbación durante el estudio. Este estudio es de gran utilidad para los neurólogos ya que no sólo se valoran las ondas cerebrales, sino también la presencia de movimientos anormales o convulsiones que ayudan a llegar a un diagnóstico más preciso.

Una desventaja, es que este tipo de estudio solo puede ser realizado dentro de un hospital, en ocasiones el estudio puede llegar a durar hasta 5 días. 

  • Telemetría invasiva 

En ocasiones el EEG de rutina puede no ser suficiente para valorar ciertas áreas del cerebro debido a que recibe información de la actividad eléctrica que se encuentra en la porción más superficial.

En ocasiones el registrar las crisis epilépticas en proximidad al foco de origen puede ser necesario y esto puede lograrse por medio de cirugía con la colocación de electrodos en la superficie o dentro del cerebro, es por esto que es llamado telemetría invasiva. 

El principal propósito de este estudio es determinar la localización y bordes precisos de una zona epileptógena que se planea remover por medio de cirugía. Si bien es un procedimiento invasivo, las tasas de complicación son bajas y las personas no tienden a tener secuelas a largo plazo. 

¿Cómo debo prepararme para un EEG? 

Si te han solicitado un EEG recuerda que deberás acudir con el cabello y cuero cabelludo libre de productos (acondicionador, gel, crema para peinar) y deberás de remover extensiones del cabello si es que utilizas. Ya que los electrodos se colocan en esta área y la superficie limpia permitirá que no exista interferencia. 

No dudes en preguntar a tu médico si tienes dudas acerca de las indicaciones para ese día o del por qué se te está solicitando un EEG. 

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes