Estudios

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Qué síntomas tiene la enfermedad de Corea?

La palabra corea deriva del griego choreia, que significa “danza”. La corea es un trastorno del movimiento de tipo hipercinético (aumento de movimiento). Es un fenómeno que incluye movimientos involuntarios e irregulares que fluyen e involucran a las extremidades, cara y tronco. Sin embargo, pueden afectar a cualquier parte del cuerpo, por eso muchas veces se describe como un “baile” involuntario. 

Síntomas motores

Los síntomas motores de las enfermedades que manifiestan corea son los más visibles y reconocidos. Algunos de los más comunes son los siguientes:

  • Corea y coreoatetosis

Movimientos involuntarios, rápidos y bruscos que se retuercen y fluyen. A menudo estos movimientos van acompañados de la incapacidad de continuar un movimiento en curso; por ejemplo, tirar cosas de forma no intencionada. La palabra coreoatetosis a menudo se utiliza cuando la corea coexiste con movimientos distónicos y atetósicos. 

  • Atetosis

Se caracteriza por ser movimientos lentos, retorcidos e irregulares, que predominan en manos y muñecas. Este término se utiliza con menos frecuencia en la actualidad.

  • Distonía

Espasmos musculares que son contracciones sostenidas que pueden causar posturas anormales y dolorosas.

  • Ataxia

Problemas de coordinación y equilibrio que pueden ocasionar dificultad para caminar y otras actividades.

Síntomas no motores

Algunas enfermedades que manifiestan corea también pueden causar una serie de síntomas no motores, que pueden afectar la salud mental, emocional y cognitiva de la persona. Algunos de los síntomas no motores más comunes son:

  • Cambios en el estado de ánimo y el comportamiento

Las personas con corea pueden experimentar cambios de humor, irritabilidad, ansiedad, depresión y manía.

  • Problemas cognitivos

Pueden tener problemas de memoria y dificultad para concentrarse y aprender. También se puede presentar como deterioro cognitivo progresivo.

  • Problemas del habla

La corea puede afectar la forma en la que una persona habla, haciendo que su discurso sea lento, arrastrado o difícil de entender. A su vez, también puede tener efectos sobre la deglución y ocasionar dificultad para tragar ya que interfiere con la articulación y fonación de palabras.

  • Problemas psiquiátricos

Las personas que viven con corea pueden tener mayor riesgo de desarrollar trastornos psiquiátricos como la psicosis y el trastorno obsesivo-compulsivo.

Causas de las coreas

La corea puede desarrollarse por condiciones neurodegenerativas (primarias) o causas secundarias que afectan los ganglios basales, una parte del cerebro que controla la precisión de los movimientos. Después de todo, es una manifestación motora de otra enfermedad, que entre sus etiologías existe una variedad de factores, por ejemplo:

  • Enfermedades genéticas

La enfermedad de Huntington es la causa más común de la corea hereditaria. Las manifestaciones típicas incluyen trastornos del movimiento, alteraciones cognitivas y psiquiátricas.

  • Infecciones

Algunas infecciones virales y bacterianas pueden desencadenar esta manifestación motora, como la corea de Sydenham, que es una complicación de la fiebre reumática.

  • Accidentes cerebrovasculares

Un accidente cerebrovascular que daña los ganglios basales, puede provocar corea.

  • Tumores cerebrales

Un tumor cerebral ubicado en los ganglios basales o que afecta esta región, puede ocasionar corea.

  • Traumatismos craneoencefálicos

Una lesión en la cabeza puede dañar los ganglios basales y provocar esta manifestación.

  • Exposición a toxinas

La exposición a algunas toxinas, como el plomo o el mercurio, también pueden causar corea.

Qué pruebas neurofisiológicas ayudan a evaluar la enfermedad de Corea

La enfermedad de Corea, también conocida como corea, es un trastorno neurológico caracterizado por movimientos involuntarios, rápidos y sin propósito que afectan diversas partes del cuerpo. Para evaluar esta condición, se utilizan diversas pruebas neurofisiológicas. A continuación, se describen las más comunes y relevantes:

1. Electromiografía (EMG)

La EMG mide la actividad eléctrica de los músculos en reposo y durante la contracción. En pacientes con Corea, la EMG puede mostrar patrones de actividad muscular anormales, como descargas irregulares y prolongadas, que reflejan la disfunción neuromuscular.

2. Electroencefalograma (EEG)

El EEG registra la actividad eléctrica del cerebro. Aunque no es específico para Corea, el EEG puede revelar anomalías que sugieren una disfunción cerebral generalizada. Esto es particularmente útil para descartar otras condiciones neurológicas que podrían causar síntomas similares.

3. Potenciales Evocados

Los potenciales evocados son pruebas que miden la respuesta del sistema nervioso a estímulos específicos, como la luz (potenciales evocados visuales) o el sonido (potenciales evocados auditivos). Estas pruebas pueden ayudar a identificar la disfunción en las vías sensoriales y motoras.

4. Resonancia Magnética Funcional (fMRI)

La fMRI evalúa la actividad cerebral al medir los cambios en el flujo sanguíneo. En pacientes con Corea, la fMRI puede identificar áreas del cerebro con actividad anormal, especialmente en los ganglios basales, que están implicados en la regulación del movimiento.

5. Tomografía por Emisión de Positrones (PET)

La PET es una técnica de imagen que mide el metabolismo cerebral y la actividad química. Esta prueba puede detectar cambios en el metabolismo de la glucosa en las áreas afectadas del cerebro, proporcionando información sobre la disfunción neuronal.

6. Pruebas Genéticas

Aunque no son neurofisiológicas en el sentido estricto, las pruebas genéticas son cruciales para diagnosticar formas hereditarias de Corea, como la enfermedad de Huntington. Estas pruebas identifican mutaciones específicas en los genes asociados con el trastorno.

7. Test de Evaluación Neuropsicológica

Los tests neuropsicológicos evalúan la función cognitiva y pueden revelar déficits en la atención, la memoria y la función ejecutiva, que a menudo se observan en pacientes con Corea. Aunque no son pruebas neurofisiológicas, proporcionan una evaluación integral del impacto del trastorno en el funcionamiento diario del paciente.

8. Estudios de Conducción Nerviosa

Estos estudios evalúan la velocidad y la amplitud de los impulsos eléctricos que se desplazan a lo largo de los nervios. Aunque más comúnmente utilizados para diagnosticar neuropatías periféricas, pueden complementar la evaluación de Corea al descartar otras posibles causas de los síntomas.

Cada una de estas pruebas ofrece información valiosa que puede ayudar a los neurólogos a evaluar y manejar la enfermedad de Corea de manera más eficaz. Es crucial un enfoque multidisciplinario para obtener una imagen completa del estado del paciente y diseñar un plan de tratamiento adecuado.

Tratamiento de las coreas

El tratamiento de las coreas depende de la causa subyacente ya que hay un amplio diagnóstico diferencial, lo que refleja un gran número de procesos de enfermedad que pueden afectar los ganglios basales y otras estructuras que influencian la actividad de los ganglios basales. En algunos casos, no hay cura, pero hay tratamientos que pueden ayudar a controlar los síntomas. Los medicamentos, la fisioterapia y la terapia ocupacional pueden ser útiles para controlar los movimientos involuntarios y mejorar la función motora. En casos específicos, la cirugía puede ser una opción para las personas con corea grave que no responden a otros tratamientos.

Pronóstico

Varía según la causa y gravedad de los síntomas. Algunas personas pueden mejorar con el tratamiento, mientras que otras pueden tener síntomas que duran toda la vida.

Es importante tener en cuenta que estos síntomas son sólo manifestaciones motoras de muchas enfermedades. Para obtener el diagnóstico con exactitud y el tratamiento de acuerdo al origen de la enfermedad, es necesario acudir con un médico especializado.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes