Estudios

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

EEG: ¿Qué pasa si se dañan los hemisferios cerebrales?

El cerebro humano es una de las estructuras más complejas y fascinantes de nuestro cuerpo. Dividido en dos hemisferios, el izquierdo y el derecho, cada uno de ellos desempeña roles vitales en nuestras funciones cognitivas, emocionales y físicas. Pero, ¿qué sucede cuando uno o ambos hemisferios sufren algún tipo de daño? A través de un Electroencefalograma (EEG), podemos obtener valiosa información sobre la actividad eléctrica del cerebro y comprender mejor cómo estos daños afectan su funcionamiento. 

¿Cuáles son las indicaciones del electroencefalograma?

El electroencefalograma (EEG) está indicado en todo fenómeno paroxístico en que se sospeche una causa de origen cerebral y en toda situación de disfunción cerebral, especialmente en fase sintomática. En casos en los que existen epilepsias refractarias a tratamiento y es necesaria una planificación de cirugía de epilepsia es fundamental la monitorización vídeo-EEG. Si existen dificultades para localizar el foco o la lesión no es fácilmente accesible también se pueden realizar estudios con EEG intracraneal utilizando electrodos profundos (esto se denomina estereo electroencefalografía)

Algunas de las indicaciones más frecuentes son:

  • Encefalopatía inflamatoria
  • Encefalopatía metabólica
  • Encefalopatia Toxica
  • Encefalopatía neonatal
  • Encefalopatia hipóxica
  • Coma
  • Diagnóstico de muerte encefálica
  • Tumores cerebrales y otras lesiones ocupantes de espacio
  • Demencia
  • Enfermedades degenerativas del sistema nervioso centra
  • Enfermedad cerebro vascular
  • Traumatismo craneoencefálico
  • Cefalea
  • Vértigo
  • Trastornos psiquiátricos
  • Epilepsia

Funciones de los Hemisferios Cerebrales

Antes de profundizar en los efectos del daño, es importante comprender las funciones básicas de cada hemisferio:

  • Hemisferio Izquierdo:

Generalmente se asocia con habilidades lingüísticas, razonamiento lógico, matemáticas y análisis secuencial. Es crucial para la comprensión y producción del lenguaje.

  • Hemisferio Derecho:

Está más involucrado en la creatividad, percepción espacial, reconocimiento de rostros y procesamiento de emociones. Es esencial para la interpretación de la música y el arte, así como para la intuición y la percepción global.

Ambos hemisferios están conectados por una estructura llamada cuerpo calloso, que permite la comunicación entre ellos, asegurando que trabajen en armonía.

Consecuencias del Daño en los Hemisferios

Cuando uno de los hemisferios cerebrales se daña, los efectos pueden ser variados y profundos, dependiendo de la ubicación y la extensión del daño.

Daño en el Hemisferio Izquierdo:

  • Afasia:

Dificultad para hablar o comprender el lenguaje. Puede manifestarse como afasia de Broca (dificultad para producir palabras) o afasia de Wernicke (dificultad para comprender palabras).

  • Problemas en el razonamiento lógico y matemático:

La capacidad para realizar cálculos o resolver problemas lógicos puede verse afectada.

  • Pérdida de control del lado derecho del cuerpo:

Dado que el hemisferio izquierdo controla los movimientos del lado derecho del cuerpo, el daño puede resultar en debilidad o parálisis en ese lado.

Daño en el Hemisferio Derecho:

  • Negligencia espacial:

Incapacidad para percibir o atender el lado izquierdo del cuerpo o del espacio. Las personas pueden no ser conscientes de objetos o partes de su propio cuerpo situadas a la izquierda.

  • Problemas en la percepción y creatividad:

Dificultades en la interpretación de la música, el arte y la capacidad para procesar patrones visuales.

  • Pérdida de control del lado izquierdo del cuerpo:

El hemisferio derecho controla los movimientos del lado izquierdo, por lo que el daño puede llevar a debilidad o parálisis en esa área.

Daño Bilateral o Global:

  • Alteraciones cognitivas severas:

La función cognitiva global puede verse gravemente comprometida, afectando la memoria, la atención y la capacidad para realizar actividades cotidianas.

  • Epilepsia:

El daño cerebral puede desencadenar actividad eléctrica anormal, resultando en convulsiones que pueden ser focales o generalizadas.

  • Trastornos emocionales y del comportamiento:

Cambios en la personalidad, depresión y dificultades para regular las emociones son comunes.

El Rol del EEG en la Evaluación del Daño

El EEG es una herramienta invaluable para evaluar el impacto del daño en los hemisferios cerebrales. Los patrones de ondas cerebrales registrados en el EEG pueden indicar áreas de disfunción eléctrica, ayudando a los neurólogos a localizar y comprender la magnitud del daño. Por ejemplo:

  • Onda delta y theta:

Estas ondas lentas pueden predominar en áreas de daño cerebral, indicando disfunción cortical.

  • Descargas epileptiformes:

Picos y ondas agudas pueden ser signos de actividad epileptiforme, comúnmente observada en casos de daño cerebral focal.

  • Asimetrías interhemisféricas:

Diferencias en la actividad eléctrica entre los hemisferios pueden sugerir disfunción en uno de ellos.

¿Qué es el Electroencefalograma o EEG?

Es un estudio neurofisiológico que genera un registro gráfico de la actividad eléctrica cerebral, obteniendo dicho registro en el cuero cabelludo mediante la colocación de electrodos de superficie e impresos en un papel en movimiento por medio del electroencefalografo   

Un EEG es una sumatoria de potenciales de las dendritas postsinápticas. Estas dendritas de las neuronas corticales forman un agrupamiento de unidades (grupo neuronal o región cortical) con orientación similar y proximidad inmediata, en las capas superficiales de la corteza

¿Cuando se considera un electroencefalograma anormal?

  • Actividad epileptiforme localizada, generalizada o con patrón especial.
  • Cuando se registran ondas lentas localizadas, asincronicas generalizadas, sincronicas bilaterales.
  • Anormalidad en la amplitud
  • Trazados anormales.

¿Cuáles son los hallazgos electroencefalográficos en los diferentes tipos de crisis convulsivas?

  • Crisis de ausencia:

Punta onda lenta de 2.5 a 3.5 Hz las cuales inician y terminan de forma abrupta.

  • Ausencias Atípicas:

Brotes de paroxismos punta onda lenta de 1.5 a 2.5 Hz bilaterales

  • Mioclónicas:

No están asociadas con hallazgos EEG representativos, puede encontrarse polipunta onda lenta, ondas agudas polifásicas, aplanamiento súbito.

  • Clónicas:

Actividad rápida generalizada mixta de punta onda lenta o polipunta onda lenta 

  • Tónicas:

Actividad lenta de 9 a 10 Hz, disminuyen en frecuencia y aumentan en amplitud.

  • Tonico-Clonicas:

Aplanamiento súbito del ritmo de base con pocos segundos de duración seguidos de actividad rápida difusa cerca de 10 Hz la cual incrementa gradualmente de amplitud presentando cualquier grafoelemento.

EEG durante el sueño

El EEG también puede utilizarse durante la evaluación del sueño solo o acompañado en el estudio de polisomnografía.

Grafoelementos específicos del sueño

  • Alertamientos
  • Onda aguda del vertex
  • Onda aguda positiva occipital
  • Husos del sueño
  • Complejos K

Mediante el uso del EEG el médico neurólogo puede ayudarse de esta técnica de estudio neurofisiológico para poder realizar un diagnóstico más certero y poder brindar un tratamiento más efectivo sobre todo en aquellos casos de epilepsia vs trastorno paroxístico no epileptico.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes