Estudios

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Electromiografía: ¿Qué es la radiculopatía?

El término radiculopatía se refiere a la pérdida o disminución de la función sensitiva y/o motora de una raíz nerviosa, misma que se encuentra distribuida en un dermatoma específico. De esta manera, la radiculopatía o la lesión de una raíz nerviosa es una causa común de dolor o debilidad en cuello, brazos, espalda baja y extremidades inferiores

¿Qué es el dolor radicular?

El dolor de tipo radicular es aquel que inicia a nivel de la columna y se irradia a una extremidad o, mejor dicho, al territorio inervado por dicha raíz nerviosa. Este dolor puede exacerbar al toser, estornudar, por la contracción de los músculos abdominales, al sentarse o ponerse de pie y generalmente disminuye en el reposo o en posición de decúbito dorsal, aunque existen sus excepciones. El dolor puede aumentar en aquellas posturas en donde el nervio o la raíz nerviosa propiamente se estiran, por ejemplo, en la posición sentada, en la cual las raíces L5 y S1 se ven afectadas. A nivel cervical el dolor se exacerba al rotar la cabeza al lado afectado o con el brazo en abducción ipsilateral, y su característica es una sensación de calambre o descarga eléctrica.

¿Por qué se produce una radiculopatía?

Los mecanismos de lesión de las raíces nerviosas pueden ser diversos y se dividen en: mecánicos y no mecánicos. Dentro de los primeros la compresión produce una disminución en el aporte sanguíneo y, por lo tanto, del aporte nutricio; en los segundos, diversos mediadores de la inflamación provocan daño directo al nervio.

Los sitios de compresión o de daño a las raíces nerviosas son más frecuentes en las zonas de la columna que presentan mayor movilidad (niveles de C5-C6, C6- C7, L4-L5, L5-S1). De acuerdo a esta subdivisión, el dolor radicular y las causas de éste podrán ser estudiados de acuerdo al nivel de origen, ya sea radiculopatía cervical o radiculopatía lumbosacra.

Se manifiesta con alteraciones motoras, sensitivas o en los arcos reflejos, esto en un territorio o distribución de la raíz nerviosa afectada (dermatoma). La compresión nerviosa es el mecanismo que con mayor frecuencia se asocia con daño neuronal en las extremidades inferiores, puede presentarse en zonas periféricas (como en el síndrome del túnel del tarso) o con mayor frecuencia en zonas centrales (como ocurre en las protrusiones discales)

Otros mecanismos poco comunes son la transacción o neurotmesis, la cual se observa en lesiones traumáticas en la extremidad, en donde el nervio es totalmente seccionado de su porción proximal; el infarto nervioso, visto en pacientes con vasculitis; la lesión nerviosa posradiación; las causas de dolor lumbar bajo no mecánicas, como las infecciosas, inflamatorias, malignas; y las causas de dolor referido, como acontece en algunos casos de prostatitis, endometriosis, nefrolitiasis.

El compromiso nervioso en el dolor lumbar se puede reconocer por la presencia de ciática y/o pseudoclaudicación, misma sintomatología caracterizada por parestesias o adormecimiento, alteraciones en la fuerza muscular o de reflejos tendinosos.

¿Qué estudios se realizan en las radiculopatías?

El estudio de un paciente con radiculopatía cervical debe incluir la búsqueda de datos de alarma, como:

  • Presencia de fiebre
  • Pérdida de peso
  • Dolor que persiste por la noche,
  • Historia de cáncer
  • Inmunosupresión
  • Uso de drogas intravenosas.

En el caso de encontrar estos datos se tendrá que contemplar la posible existencia de un proceso infeccioso o tumoral como origen del dolor radicular cervical. Otros datos que se deben buscar intencionadamente son los de mielopatía (hipertonía y/o hiperreflexia).

En lo que respecta a estudios de imagen, la Imagen de Resonancia Magnética (IRM) es el estudio de elección. La imagen deberá incluir secuencias en T1 y T2, con cortes axiales y sagitales. En T2 es la secuencia en la que se evaluará con mayor precisión la presencia de herniación de un disco intervertebral, mostrando imágenes de baja intensidad que contrastan con la hiperintensidad proporcionada por el líquido cefalorraquídeo. Los estudios generalmente se realizan sin gadolinio, aunque éste puede utilizarse en casos de evaluación postquirúrgica.

La electromiografía y los estudios de las velocidades de conducción nerviosa (EMG y VCN) son estudios electrodiagnósticos que son una extensión del examen físico. Es posible encontrar alteraciones en las pruebas dentro de las tres semanas de inicio de la compresión nerviosa.

El papel de los estudios electrodiagnósticos cobra vital importancia en la planeación de una intervención quirúrgica, si así lo requiere el paciente, ya que es capaz de identificar el nivel anatómico de daño nervioso y de descartar las otras posibilidades diagnósticas.

En qué consiste la electromiografía en el diagnóstico de la radiculopatía?

La EMG consta de dos partes principales:

  • Estudio de Conducción Nerviosa (ECN):

Propósito: Mide la capacidad de los nervios periféricos para transmitir impulsos eléctricos.

Procedimiento: Se colocan electrodos de superficie sobre la piel a lo largo del recorrido del nervio. Un estímulo eléctrico se aplica a través de uno de los electrodos, y se registra la respuesta en otro. Este proceso ayuda a identificar si hay algún bloqueo o retraso en la transmisión nerviosa que podría indicar compresión nerviosa.

  • Electromiografía con Aguja:

Propósito: Evalúa la actividad eléctrica en los músculos en reposo y durante la contracción.

Procedimiento: Se inserta una aguja fina directamente en el músculo. Esta aguja actúa como un electrodo que capta la actividad eléctrica del músculo. La actividad se visualiza en una pantalla y se escucha a través de un altavoz. El patrón de la actividad eléctrica puede mostrar anormalidades que indiquen una disfunción nerviosa o muscular.

Importancia en el Diagnóstico de la Radiculopatía

  • Detección de Desnervación y Reinnervación:

La EMG puede detectar signos de desnervación (pérdida de la conexión nerviosa) y reinnervación (reparación o formación de nuevas conexiones nerviosas), las cuales son características de la radiculopatía.

  • Localización del Daño:

Permite identificar la localización específica del daño nervioso. Por ejemplo, si un paciente tiene dolor irradiado desde el cuello hacia el brazo, la EMG puede ayudar a determinar si la raíz nerviosa afectada es la cervical y cuál de ellas (C5, C6, etc.) está comprometida.

  • Evaluación de la Gravedad:

Proporciona información sobre la gravedad de la compresión o daño nervioso, lo cual es crucial para planificar el tratamiento adecuado. Una radiculopatía severa puede requerir intervenciones más agresivas, mientras que los casos leves pueden manejarse con terapias conservadoras.

Beneficios:

  • Alta Precisión:

La EMG ofrece una evaluación precisa de la función nerviosa y muscular.

  • No Invasivo:

Aunque la inserción de agujas puede ser incómoda, el procedimiento es mínimamente invasivo y no requiere cirugía.

  • Información Detallada:

Proporciona datos detallados sobre el funcionamiento de los nervios y músculos, que no pueden obtenerse mediante otros estudios como la resonancia magnética.

Limitaciones:

  • Molestia:

La inserción de agujas puede ser incómoda para algunos pacientes.

  • Habilidad del Operador:

La precisión del resultado depende en gran medida de la habilidad y experiencia del médico que realiza el estudio.

  • Resultados en Contexto:

Los hallazgos deben interpretarse en el contexto de la historia clínica y el examen físico del paciente, ya que pueden haber otras condiciones que imiten los síntomas de la radiculopatía.

En resumen, la electromiografía es una herramienta invaluable en el diagnóstico de la radiculopatía, proporcionando información detallada y precisa sobre la función de los nervios y músculos afectados. Su capacidad para localizar el daño y evaluar su gravedad la convierte en un componente esencial del proceso diagnóstico y del plan de tratamiento para los pacientes con este trastorno.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes