Estudios

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Cómo preparar a un bebé para potenciales auditivos

Los potenciales evocados auditivos (PEA) son pruebas que evalúan la función auditiva y la vía auditiva del sistema nervioso en bebés y niños. Estas pruebas son importantes para detectar posibles problemas de audición y garantizar una intervención temprana si es necesario.

La preparación adecuada puede ayudar a garantizar que la prueba se realice sin problemas y se obtengan resultados precisos. El médico o el audiólogo le dará instrucciones específicas sobre cómo preparar a su bebé para la prueba. No dudes en hacer preguntas y aclarar cualquier inquietud que puedas tener antes de la prueba.

Consejos para realizar potenciales evocados auditivos a niños menores de 1 año:

  • Si el que va a explorarse es su hijo y tiene pocos meses, no lo deje dormir durante 4–6 h antes de la prueba.
  • No le dé alimentos hasta que esté en la clínica especializada donde se van a realizar los potenciales y el personal de neurofisiología le haya limpiado la piel y puesto los electrodos.
  • Si el niño llora al limpiarle la piel o ésta se pone roja, no se asuste, no está sufriendo ningún daño.
  • Tendrá que dormir al niño. Si el niño duerme en su auto, ha de traerlo a la consulta. También puede dormir en sus brazos o en la camilla de exploraciones. Una vez dormido, es indiferente donde esté.
  • Si el niño no se duerme, no se puede realizar la prueba con garantía y tendrá que venir otro día debido a la dificultad que tendrá el neurofisiólogo para conectar al paciente y realizar los registros adecuados.
  • Una vez terminada la prueba, no se necesita tomar ninguna precaución.

Consejo para realizar la prueba a niños que no se duermen de forma espontánea:

  • La noche antes de la prueba, acuéstelo muy tarde y no lo deje dormir.
  • El día de la prueba, levántelo muy temprano y no permita que se duerma hasta que llegue al lugar de la prueba.
  • Una vez limpiada la piel, intente dormirlo si demuestra mucho sueño.
  • Si el niño no se duerme de manera espontánea, hay que administrarle algún relajante no nocivo para la salud por vía oral o rectal, que le producirá sueño en unos minutos.
  • Una vez terminada la prueba, deberá permanecer en la consulta hasta que el niño se despierte.
  • Una vez despierto, puede hacer su vida normal, pero tendrá que tener precauciones durante unas 3–4h, y no dejar que el niño esté cerca de escaleras o sitios que pueda dañarse si se cae. Lo mejor es, una vez despierto, dejarle dormir nuevamente si sigue teniendo sueño (el hidrato de cloral produce sueño durante 30–40 minutos).
  • En pocas ocasiones puede ocurrir que el niño no se duerma, en cuyo caso hay que realizar un nueva prueba en algún otro día que se tenga espacio en la agenda

¿Qué sucede durante la prueba?

El paciente debe permanecer tranquilo y relajado, por ello, en niños y en individuos excitables o inquietos la prueba debe realizarse con sedación (consejo para los pacientes).

Se coloca un electrodo en cada mastoides (referencia ipsilateral y tierra contralateral) y otro electrodo activo en la frente, tras limpiar la piel para mejorar la impedancia, que se acoplan con pasta transductora que facilita la transmisión de la actividad eléctrica y se fijan a la piel con esparadrapo o con pastas adhesivas .

El estímulo sonoro se suministra a través de unos auriculares convencionales, intracanal o vibrador óseo, estableciendo previamente el número de clics/s, la morfología, la duración y la intensidad a convenir.

Una vez obtenido el registro de la actividad, mediremos las latencias de cada onda y las interlatencias absolutas (I-III, I-V y III-V, comparado con individuos sanos) y relativas (comparación de los resultados del oído enfermo con respecto al sano en lesiones unilaterales o bilaterales asimétricas).

La piel de la zona posterior de las orejas y la frente será limpiada con una pasta abrasiva que provocará un enrojecimiento de la piel y una leve molestia, pues en esa zona se situarán los electrodos. No se ponga cremas ni ningún tipo de maquillaje en esas zonas.

¿Quién debe de realizar la prueba?

El estudio de potenciales evocados auditivos de tronco cerebral debe de ser realizado preferentemente por un experto en neurofisiología, ya sea un neurofisiólogo o un medico rehabilitador con adiestramiento en estudios neurofisiológicos.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes