Estudios

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Qué son los movimientos clónicos?

Los movimientos clónicos son un tipo de trastornos del movimiento caracterizados por contracciones musculares rítmicas y repetitivas. Estos movimientos reflejan la activación alternante de grupos musculares opuestos, generando una apariencia de sacudidas involuntarias.

Comprender en qué consisten estos movimientos, qué condiciones los provocan y cómo se manejan es esencial para abordar adecuadamente las implicaciones que tienen en la salud de quienes los experimentan.

A continuación, te explicaremos a profundidad que son los movimientos clónicos, que lo puede ocasionar (tanto trastornos neurológicos como no neurológicos, cómo se diferencian de otros tipos de trastornos del movimientos y cuál es el mejor tratamiento para controlarlos.

Un movimiento clónico se define como una serie de contracciones musculares rítmicas y repetitivas, caracterizadas por la activación alternante de grupos musculares opuestos. Estos movimientos suelen manifestarse como sacudidas o temblores involuntarios en una parte del cuerpo, como extremidades o áreas faciales.

La naturaleza clónica implica la presencia de contracciones y relajaciones musculares cíclicas durante el episodio, lo que crea una apariencia de movimientos intermitentes. Es importante destacar que los movimientos clónicos pueden ser sintomáticos de diversas condiciones médicas, tanto neurológicas como no neurológicas.

¿Qué trastornos pueden ocasionar movimientos clónicos?

A pesar de ser un síntoma neurológico, los movimientos clónicos son solo un síntoma, no una enfermedad. Por lo que la causa puede ser un problema neurológico de base, o puede deberse a otro problema no neurológico.

Entre las causas neurológicas de los movimientos clónicos se encuentran trastornos como la epilepsia, donde las convulsiones pueden presentar movimientos clónicos involuntarios, también conocido como crisis epilépticas tónico clónicas, o coloquialmente como convulsiones.

  • Este tipo de crisis suele ser más común en adultos
  • Se presenta inicialmente con un movimiento tónico o espástico, seguido de movimientos repetitivos clásicos de una convulsión.
  • Estos movimientos suelen acompañarse de pérdida del control de esfínteres por lo que es común que presenten salida espontánea de orina u heces
  • Frecuentemente llegan a morderse la lengua por el tipo de movimiento que presentan.
  • Suele durar pocos minutos, pero con posterior periodo postictal, un periodo aproximado de 10-30 minutos en donde la persona permanece confundida y cansada como si hubiera hecho mucho ejercicio.
  • Si el evento se presenta en una sola ocasión, especialmente si es secundaria a algún otro trastorno, se conoce solo como crisis epiléptica tónico clónica.
  • Cuando se han presentado más de 2 crisis que no hayan sido provocadas y con recuperación del estado de alerta entre una y otra crisis, ya se le conoce como epilepsia de tipo tónico clónica.

Las crisis epilépticas tónico clónicas pueden presentarse de forma espontánea, o secundaria a algún otro trastorno neurológico, es decir, cualquier lesión que genere una irritación en la corteza cerebral, desencadenando las crisis. Por ejemplo:

  • Posterior a un golpe fuerte en la cabeza
  • La presencia de un tumor
  • Un infarto cerebral (inmediatamente posterior al infarto o semanas después como consecuencia de la cicatriz que deja)
  • Por algún sangrado intracraneal
  • Por un absceso cerebral.

También, enfermedades del sistema nervioso central, como la esclerosis múltiple o la enfermedad de Parkinson, pueden generar este tipo de movimientos.

Existen factores no neurológicos que también pueden estar asociados con movimientos clónicos. Ciertos medicamentos, como algunos utilizados en el tratamiento de trastornos psiquiátricos, pueden provocar estos movimientos como efecto secundario. Además, situaciones de estrés extremo o ansiedad intensa pueden desencadenar episodios temporales de movimientos clónicos.

¿Cómo distinguir movimientos clónicos de otros movimientos anormales?

Distinguir los movimientos clónicos de otros trastornos del movimiento es crucial para un diagnóstico preciso. Los movimientos clónicos se diferencian de los movimientos tónicos, que involucran contracciones sostenidas y mantenidas del músculo, y de los movimientos coreoatetósicos, caracterizados por movimientos involuntarios y sin patrón específico.

El neurólogo es el especialista en trastornos neurológicos, por lo que es el médico mejor preparado para poder distinguir adecuadamente este tipo de trastorno del movimiento, así como poder identificar la causa de estos movimientos.

Dependiendo de la causa de los movimientos clónicos, estos movimientos pueden presentarse solo en una región del cuerpo como un brazo, la cara, toda una mitad del cuerpo, o ser de forma generalizada afectando todo el cuerpo, tanto extremidades como el torso.

Tratamiento de los movimientos clónicos

El tratamiento de los movimientos clónicos depende de la causa subyacente. En el caso de trastornos neurológicos, el enfoque puede incluir:

  • Medicamentos antiepilépticos
  • Terapias físicas y ocupacionales
  • Intervenciones quirúrgicas en casos seleccionados como la presencia de un tumor o un sangrado intracraneal importante.

Cuando los movimientos clónicos son inducidos por medicamentos, se puede considerar realizar un ajuste de la medicación o la búsqueda de alternativas para poder suspender el fármaco que ocasiona los movimientos clónicos. En situaciones de estrés o ansiedad, abordar estos factores subyacentes con terapia psicológica puede ayudar a reducir los movimientos clónicos.

¿Qué hacer cuando alguien tiene movimientos clónicos por una convulsión?

Cuando una persona está experimentando una convulsión con movimientos clónicos, es crucial mantener la calma y seguir algunos pasos para garantizar su seguridad y bienestar.

  • En primer lugar, es fundamental mantener un entorno seguro, alejando cualquier objeto o mueble que pueda representar un riesgo para la persona durante las convulsiones.
  • Evitar restringir los movimientos del individuo también es esencial, ya que los intentos de contener los movimientos pueden resultar en lesiones,
  • Es dañino introducir cualquier objeto en la boca de la persona mientras convulsiona.
  • Colocar a la persona de lado puede ayudar a prevenir la aspiración de saliva o vómito, facilitando la respiración.
  • Es crucial observar la duración de la convulsión y buscar asistencia médica si la convulsión dura más de cinco minutos o si se producen convulsiones recurrentes sin recuperación completa entre ellas.
  • Después de la convulsión es necesario buscar evaluación médica adicional para determinar la causa subyacente de las convulsiones.

Los movimientos clónicos son fenómenos que pueden tener diversas causas, tanto neurológicas como no neurológicas. La identificación de la causa subyacente es esencial para un tratamiento efectivo. La colaboración entre neurólogos, especialistas en medicina interna y psiquiatras puede ser crucial para abordar integralmente estos trastornos del movimiento y mejorar la calidad de vida de quienes los experimentan.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes