Estudios

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Servicios

Indicaciones para los potenciales evocados auditivos

Los potenciales evocados auditivos del tallo cerebral o  PEATC constituyen una herramienta fundamental en los programas de detección temprana de sorderas, como apoyo de las otoemisiones acústicas y microfonía coclear.

Asimismo, representa un método de diagnóstico diferencial de la hipoacusia (Capacidad de audición disminuida), y dota de especial eficacia al diagnóstico de hipoacusias cocleares y retrococleares, sobre todo en niños pequeños y en casos en los que es difícil obtener resultados de una audiometría (simuladores, disminuidos psíquicos).

Constituyen una herramienta de gran ayuda en el equipamiento audioprotésico y, por tanto, en conseguir una estimulación auditiva temprana en niños hipoacúsicos. diversas enfermedades pueden ocasionar sordera en los recién nacidos como la rubéola o el citomegalovirus, diversos fármacos también pueden ser ototóxicos o provocar sordera en los niños como el antibiótico gentamicina.

Los potenciales auditivos también están indicados en trastornos de la conducta y aprendizaje como el trastorno del espectro autista o déficit intelectual, y para patologías que cursan con hipoxia cerebral como la parálisis cerebral infantil o alteraciones mitocondriales como el síndrome de MELAS.

¿Qué son los potenciales evocados auditivos?

Un potencial evocado auditivo es una respuesta neurofisiológica que evalúa la función del sistema sensorial acústico  mediante un estímulo y su prolongación por las vías auditivas hasta la corteza auditiva el lugar donde se procesa el sonido así designa la modificación del potencial eléctrico producido por el sistema nervioso en respuesta a un estímulo externo y se registra a través de técnicas como la electroencefalograma (EEG).

Cuando un tren de estímulos sensoriales de cualquier tipo llega al cerebro, provoca secuencias características de ondas en el trazado electroencefalográfico, que denominamos potenciales evocados.

¿Cuál es el fundamento de los PEATC?

El fundamento de esta prueba consiste en la estimulación de la vía auditiva mediante un clic (estimula la mayor parte de la cóclea, sobre todo las zonas con frecuencia superior a 1.500Hz). Este estímulo mecánico transforma el sonido que llega al órgano de Corti en un estímulo eléctrico que recorre la vía auditiva hasta alcanzar la corteza cerebral.

Desde que se estimula el órgano de Corti hasta la llegada de la información al córtex transcurren aproximadamente 300 ms, y este período se denomina latencia.

¿Cuáles son los diferentes tipos de latencia?

Potenciales estado estable: 2–12 ms.

Potenciales de latencia media: 15–50 ms.

Potenciales de latencia larga: 50–300ms.

En el campo de la Neuropediatría, y con mayor utilidad en la audiología, debemos considerar los PEATC; los de latencia media y los corticales los cuales necesitan la colaboración del paciente, difícil de lograr en niños pequeños, y sobre todo estos últimos están más relacionados con la neurología que con alteraciones del órgano periférico de la audición.

¿Cuáles son las estaciones nerviosas que se evalúan con la prueba de PEATC?

La vía auditiva consta de una serie de estaciones nerviosas, que deberá recorrer el estímulo y que identificamos en el trazado obtenido como:

Onda I: actividad eléctrica del ganglio espiral.

Onda II: parte posterior del núcleo coclear anteroventral y zona anterior del núcleo coclear posteroventral.

Onda III: parte anterior del núcleo coclear anteroventral ipsilateral y núcleo medial del cuerpo trapezoide contralateral.

Onda IV: células ipsilaterales y contralaterales de la oliva medial superior.

Onda V: células del lemnisco lateral y/o colículo inferior.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los potenciales evocados auditivos?

Se trata de una prueba no invasiva y cuyos resultados no se ven afectados por la sedación del paciente.Permite diagnosticar con bastante precisión la enfermedad auditiva, sobre todo en los casos en que es difícil obtener tal resultado mediante pruebas subjetivas (niños, simuladores o disminuidos psíquicos).

Como cualquier exploración en enfermedad auditiva, debe valorarse en un contexto general, puede per se carecer de capacidad diagnóstica definitiva, es decir:

Un resultado «normal» en los PEATC no lleva implícito un desarrollo normal del lenguaje, puesto que la génesis de éste es multifactorial. De igual modo, un individuo con PEATC normales puede ser hipoacúsico grave si su lesión asienta por encima del tronco encefálico. Una ejecución técnica inadecuada de la prueba puede relegarlos a diagnósticos incorrectos (colocación errónea de los electrodos, inadecuada sedación, etc.).

No pueden considerarse una audiometría.