Estudios

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Electromiografía para lesión del túnel carpiano

La electromiografía es una herramienta diagnóstica esencial para el síndrome del túnel carpiano. Proporciona información valiosa sobre la función del nervio mediano y ayuda a guiar el tratamiento más adecuado para mejorar la calidad de vida del paciente.

¿Qué es la enfermedad del túnel del carpo?

El síndrome del túnel carpiano es una afección común que ocurre cuando el nervio mediano, que va desde el antebrazo hasta la mano, se comprime o se presiona en el túnel carpiano que pasa a través del túnel carpiano, un canal estrecho en la muñeca formado por huesos y ligamentos, un pasaje estrecho en la muñeca. Este nervio es responsable de la sensibilidad y el movimiento de partes de la mano, especialmente del pulgar y los primeros tres dedos.

¿A quiénes afecta?

El síndrome del túnel carpiano puede afectar a cualquier persona, pero es más común en personas que realizan movimientos repetitivos de la mano y la muñeca, como mecanógrafos, músicos, y trabajadores en ensamblaje. También es más frecuente en mujeres que en hombres y puede presentarse con mayor probabilidad en personas de mediana edad.

¿Por qué ocurre?

El síndrome del túnel carpiano ocurre debido a la presión en el nervio mediano. Esta presión puede ser el resultado de diversas condiciones y actividades que provocan hinchazón o inflamación en la muñeca. Entre las causas más comunes se incluyen:

  • Movimientos repetitivos de la mano y la muñeca.
  • Uso excesivo de herramientas manuales que vibran.
  • Lesiones en la muñeca.
  • Enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide.
  • Retención de líquidos durante el embarazo o la menopausia.

Algunos factores de riesgo que aumentan la probabilidad de desarrollar el síndrome del túnel carpiano incluyen:

  • Historia familiar de la enfermedad.
  • Condiciones médicas como diabetes, hipertensión y enfermedades de la tiroides.
  • Obesidad.
  • Trabajo que implica movimientos repetitivos de la mano y la muñeca.
Dolor en el nervio del ligamento

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas del síndrome del túnel carpiano suelen comenzar de manera gradual y pueden incluir:

  • Entumecimiento, hormigueo o dolor en los dedos pulgar, índice, medio y anular.
  • Debilidad en la mano y tendencia a dejar caer objetos.
  • Dolor que se irradia desde la muñeca hacia el brazo o el hombro.
  • Empeoramiento de los síntomas durante la noche.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

El diagnóstico del síndrome del túnel carpiano generalmente se basa en una combinación de síntomas del paciente, examen físico y pruebas específicas.

  • Prueba de Tinel: el médico golpea suavemente sobre el nervio mediano en la muñeca para ver si se produce una sensación de hormigueo en los dedos.
  • Prueba de Phalen: el paciente coloca los codos sobre una mesa y deja caer las muñecas en una posición completamente flexionada durante aproximadamente un minuto. La aparición de entumecimiento o dolor en los dedos indica una posible compresión del nervio mediano.

¿Qué es la electromiografía?

La electromiografía (EMG) es una prueba diagnóstica que evalúa la salud de los músculos y los nervios que los controlan. Esta prueba mide la actividad eléctrica producida por los músculos en respuesta a la estimulación nerviosa.

La EMG evalúa la función y la integridad de los nervios y los músculos. Puede detectar anomalías en la actividad eléctrica de los músculos, lo que puede indicar problemas neuromusculares, como el síndrome del túnel carpiano.

La EMG se realiza insertando una aguja muy fina en el músculo que se va a estudiar. La aguja actúa como un electrodo y registra la actividad eléctrica del músculo en diferentes estados de actividad y reposo. Esta información se transmite a una máquina que la traduce en gráficos o sonidos que pueden ser analizados por un especialista en neurología.

Papel de la electromiografía en la evaluación del túnel del carpo

La electromiografía juega un papel crucial en la evaluación del síndrome del túnel carpiano. Esta prueba ayuda a confirmar el diagnóstico y a evaluar la severidad de la compresión del nervio mediano.

La EMG puede identificar la presencia de daño en el nervio mediano al detectar alteraciones en la actividad eléctrica de los músculos que este nervio controla. Esto es especialmente útil en casos donde los síntomas clínicos no son concluyentes.

Evaluación de la severidad

La EMG no solo confirma el diagnóstico, sino que también ayuda a determinar la severidad de la compresión del nervio mediano. Esto es fundamental para decidir el mejor plan de tratamiento, ya sea conservador o quirúrgico.

Planificación del tratamiento

Con la información obtenida de la EMG, los médicos pueden planificar de manera más precisa el tratamiento del síndrome del túnel carpiano. Para casos leves, pueden recomendar cambios en el estilo de vida, uso de férulas o fisioterapia. En casos más severos, la cirugía puede ser necesaria para liberar la presión sobre el nervio mediano.

Debilidad en las manos
Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes