Estudios

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Qué indica la Electromiografía con datos anormales

Cuando una electromiografía reporta resultados anormales puede indicarnos que existe una alteración en el funcionamiento del nervio, el músculo o la unión neuromuscular. 

El estudio de electromiografía (EMG) es esencial para la valoración de los pacientes que presentan debilidad para determinar si se trata de una enfermedad muscular como las miopatías o de un trastorno del sistema nervioso. El estudio consiste en el estudio de neuroconducción (ENC) y la EMG, ambos brindan información acerca de la integridad de las fibras nerviosas y los músculos y orientan al médico para identificar la causa de la debilidad.

En el ENC valora la integridad de fibras nerviosas sensitivas y motoras al medir la manera en que la corriente eléctrica se propaga por las fibras hasta llegar al músculo. Esto se reporta por medio de potenciales de acción. Cuando la debilidad es por una causa muscular, se espera que el ENC se reporte normal.

La EMG evalúa la actividad eléctrica del músculo activo e inactivo y, cuando se requiere de una biopsia muscular, ayuda a identificar músculos moderadamente afectados que puedan servir como objetivo para su estudio. Se espera un resultado normal cuando la debilidad es causada por un proceso de neuropatía o lesión nerviosa. 

Cuando se obtiene el resultado de la EMG se busca de forma intencionada actividad anormal, que de acuerdo a sus características, pueden ayudar a orientar al diagnóstico que explique la debilidad del paciente.

Actividad espontánea anormal

Son la presencia de descargas eléctricas en el músculo que ocasiona contracciones musculares involuntarias. De forma normal no debe existir actividad espontánea en un músculo. Algunos tipos de actividad espontánea anormal son: 

  • Potenciales de fibrilación y ondas positivas agudas:

Son actividad generada por fibras musculares individuales. Usualmente se asocian a daño nervioso pero pueden presentarse en miopatías que se acompañan de cambios estructurales en el músculo como la polimiositis, dermatomiositis, las miopatías necrotizantes o algunas distrofias musculares.

  • Descargas complejas repetitivas:

Esta actividad inicia en una sola fibra muscular para propagarse en las fibras vecinas. Esto puede verse en miopatías crónicas y neuropatías. 

  • Descargas miotónicas:

Generadas por fibras musculares individuales, suele significar incapacidad para relajar el músculo (miotonía). Se presentan en trastornos miotónicos (distrofia miotónica tipo 1 y 2, miotonía congénita, síndrome de Schwartz-Jampel), en paramiotonías (paramiotonía congénita, parálisis hipercalémica) y en la deficiencia de maltasa ácida. 

Potenciales de acción de las subunidades motoras (MUAPs) 

Los MUAPS son señales de electricidad que se crean cuando se activan las fibras musculares. Para su análisis se debe evaluar: 

  • Amplitud:

La cantidad de fibras musculares activadas. Cuando existen trastornos como denervación o reinervación pueden existir cambios. 

  • Duración:

Proporciona información acerca de la integridad de las fibras musculares. A mayor duración, fibras más lentas que pueden encontrarse en la reinervación.

  • Fases:

Puede ser bifásico o trifásico. Cuando aumenta el número de fases puede indicar desmielinización o regeneración nerviosa. 

  • Frecuencia:

Capacidad del sistema nervioso para reclutar unidades motoras. En enfermedades como la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) se puede observar reducción de la frecuencia, mientras que en las miopatías puede aumentar la frecuencia ya que se activan múltiples unidades motoras tratando de compensar la debilidad muscular, un proceso denominado patrón de reclutamiento rápido. 

Distribución topográfica 

De acuerdo a los grupos musculares afectados se puede orientar el diagnóstico ya que cada enfermedad suele presentar una distribución topográfica distinta.

  • Miositis por cuerpos de inclusión:

Afecta predominantemente la porción proximal de las extremidades inferiores y la región distal de las extremidades superiores

  • Involucro distal:

Puede observarse en la distrofia miotónica tipo 1, miopatía miofibrilar, distrofias musculares distales y neuromiopatías tóxicas. 

  • Involucro facial y orofaríngeo:

Se observa en la distrofia tipo 1, distrofia oculofaríngea muscular, miopatías mitocondriales y miopatía congénita. 

  • Involucro con patrón escapuloperoneal:

Se observa en la distrofia muscular facioescapulohumeral, distrofia escapuloperoneal, distrofia de Emery-Dreifuss y distrofia muscular de cintura IB y 2A. 

  • Involucro cervical:

Observado en la miopatía aislada de extensor del cuello, distrofia miotónica tipo 2, miopatía melanímica y amiloidosis. 

Resultados normales

Una EMG puede reportarse normal en aquellas personas con miopatía inducida por drogas (esteroides), miopatías metabólicas o congénitas. Por lo que el diagnóstico suele basarse en la historia clínica detallada y los hallazgos en la exploración física o en otros estudios. 

El ENC y la EMG son estudios que se utilizan para orientar el diagnóstico en personas que presentan debilidad ya que permiten diferenciar entre trastornos nerviosos y trastornos musculares y sus tipos. Se debe considerar que estos estudios por sí solos no arrojan un diagnóstico puesto que los resultados se deben integrar con los hallazgos clínicos para realizar un diagnóstico preciso.

¿En qué casos se aplica una electromiografía?

La electromiografía (EMG) es una prueba diagnóstica que evalúa la salud de los músculos y los nervios que los controlan. Se utiliza en diversas situaciones clínicas para identificar y analizar enfermedades neuromusculares, trastornos del nervio periférico, y problemas musculares. A continuación se describen los casos más comunes en los que se aplica una electromiografía:

1. Diagnóstico de Trastornos Neuromusculares

La EMG es esencial para diagnosticar enfermedades que afectan tanto a los nervios como a los músculos. Algunas de las condiciones más comunes incluyen:

  • Miastenia Gravis: Un trastorno autoinmune que causa debilidad muscular.
  • Distrofias Musculares: Un grupo de enfermedades genéticas que provocan degeneración progresiva de los músculos.
  • Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA): Una enfermedad neurodegenerativa que afecta a las células nerviosas del cerebro y la médula espinal.

2. Evaluación de Trastornos del Nervio Periférico

Los trastornos que afectan a los nervios periféricos pueden ser diagnosticados y evaluados mediante EMG, incluyendo:

  • Neuropatías Periféricas: Pueden ser causadas por diabetes, infecciones, lesiones traumáticas, etc.
  • Síndrome del Túnel Carpiano: Una condición común que afecta a la mano y los dedos, causando dolor y debilidad.
  • Radiculopatías: Causadas por la compresión o irritación de los nervios en la columna vertebral, como en la hernia de disco.

3. Evaluación de Lesiones Musculares y Nerviosas

La EMG es útil para evaluar el grado y la localización de lesiones en los músculos y nervios, especialmente en casos de:

  • Lesiones Traumáticas: Como aquellas causadas por accidentes o cirugías.
  • Compresiones Nerviosas: Como las causadas por tumores o masas que presionan los nervios.
  • Lesiones Deportivas: Que pueden causar daños a los nervios o músculos debido a sobreesfuerzo o trauma.

4. Investigación de Debilidad y Dolor Muscular

Cuando los pacientes presentan síntomas de debilidad, dolor, o calambres musculares sin una causa aparente, la EMG puede ayudar a determinar si el problema se origina en el músculo o en el nervio.

5. Monitoreo de Progresión de Enfermedades Neuromusculares

Para pacientes con diagnósticos confirmados de enfermedades neuromusculares, la EMG puede ser utilizada para monitorear la progresión de la enfermedad y ajustar los tratamientos según sea necesario.

Procedimiento de la Electromiografía

La EMG se realiza insertando agujas finas (electrodos) en los músculos para registrar la actividad eléctrica mientras el músculo está en reposo y durante la contracción. Esta actividad eléctrica se presenta en una pantalla y se analiza para identificar cualquier anormalidad.

Importancia de la EMG en el Diagnóstico Neurológico

La electromiografía es una herramienta valiosa en el campo de la neurología. Permite a los médicos obtener una visión clara de la función muscular y nerviosa, facilitando diagnósticos precisos y tratamientos efectivos. Además, su capacidad para identificar problemas en etapas tempranas puede ser crucial para el manejo adecuado de diversas enfermedades neurológicas.

En resumen, la electromiografía es aplicada en una variedad de casos donde se sospechan trastornos neuromusculares, neuropatías periféricas, lesiones musculares y nerviosas, y otros problemas relacionados con la debilidad y el dolor muscular. Esta prueba no solo ayuda en el diagnóstico, sino también en el monitoreo y manejo continuo de estas condiciones.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes