Estudios

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Cómo saber si un electroencefalograma es normal o anormal?

Persona realizándose un electroencefalograma

En un electroencefalograma normal se encuentran ondas que son simétricas al comparar el hemisferio derecho con el izquierdo. La presencia de ondas en espiga, ondas lentas, epileptiformes, entre otras, ocurren cuando existe un trastorno neurológico y siempre deben correlacionarse con el estado de consciencia de la persona, los movimientos realizados en ese momento y la sintomatología por la cual ha acudido a buscar atención médica.

La interpretación de un electroencefalograma debe de ser realizada por un experto, usualmente un neurofisiólogo, debido a que son estudios complejos de interpretar. Esto permite guiar el diagnóstico y tratamiento de forma más exacta para mejorar la calidad de vida de la persona. 

¿Qué es un electroencefalograma?

El electroencefalograma es un estudio que mide la actividad eléctrica de las neuronas en el cerebro. Las neuronas se encuentran constantemente generando potenciales eléctricos para transmitir información y se generan distintas ondas dependiendo de la acción que se esté realizando en ese momento. Por ejemplo, cuando una persona se encuentra dormida las ondas tienden a ser lentas, mientras que si se encuentra despierta suelen ser más rápidas. 

Utilidad del electroencefalograma

Determinar si un electroencefalograma es normal es necesario para el diagnóstico y tratamiento de ciertos trastornos cerebrales y brinda al médico información importante para brindar la atención médica adecuada. Es un estudio especialmente útil en los siguientes escenarios: 

Personas con alteraciones de la consciencia:

El electroencefalograma permite diferenciar entre:

  • El sueño
  • Intoxicación por drogas
  • Una encefalopatía por causas metabólicas como ocurre en la enfermedad renal o en cirrosis
  • Coma
  • Muerte cerebral.

Por lo tanto, permite:

  • Realizar un diagnóstico
  • Dirigir el tratamiento
  • Determinar el pronóstico de las personas. 

Personas con crisis epilépticas:

En ocasiones las crisis epilépticas pueden confundirse con otros trastornos como trastornos psiquiátricos o mioclonías. El electroencefalograma es de utilidad para:

  • Identificar las verdaderas crisis epilépticas
  • Determinar el tipo de convulsión
  • Identificar el foco desde donde se están generando los potenciales eléctricos anormales. 

Personas con trastornos del sueño:

Muchos de los trastornos del sueño muestran patrones anormales en el electroencefalograma, por lo tanto se utiliza como una herramienta para el diagnóstico de apnea obstructiva del sueño en las personas que roncan y presentan somnolencia a lo largo del día y de narcolepsia. 

Personas que se someten a cirugías de cerebro:

En algunas cirugías puede llegar a ser necesario utilizar un electroencefalograma con el fin de garantizar una adecuada función cerebral durante el procedimiento. 

Personas que se someten a anestesia general o coma inducido:

Debido a que el electroencefalograma permite identificar el estado de alerta de una persona, se ha utilizado por anestesiólogos para determinar la dosis mínima requerida para alcanzar el grado de consciencia que se está buscando para realizar un procedimiento. 

¿Cuál es el procedimiento?

El electroencefalograma se realiza normalmente en un cuarto tranquilo. Posteriormente se colocan unos electrodos en parches sobre la piel cabelluda, estos electrodos son los que pasan la información del cerebro al monitor. Una vez se empieza el estudio el monitor registra una serie de ondas (delta, theta, alpha y beta) cada uno dependiendo de los Hz de la onda, es decir, la frecuencia con la que aparece a lo largo de un segundo. 

Se trata de un procedimiento inocuo e indoloro. Previo al estudio se solicita que las personas tengan la piel y el cabello limpios y secos sin uso de cremas, geles o aceites que puedan generar interferencia a lo largo del estudio. No es necesario seguir una dieta en especial ni cortarse el cabello. Dependiendo del motivo del estudio se pueden realizar actividades que precipitan los síntomas para poder valorarlos, por ejemplo en el caso de las crisis epilépticas se utilizan luces estroboticas o la hiperventilación. 

Interpretación del electroencefalograma

Para la interpretación de un electroencefalograma se toma en cuenta lo siguiente: 

  • Actividad de fondo:

Se visualizan las ondas de forma general mientras el paciente se encuentra con los ojos cerrados, esto brinda información general acerca del estado de alerta de la persona. 

  • Simetría:

Las ondas provenientes del hemisferio izquierdo y derecho son simétricas en condiciones normales. Encontrar asimetría en las ondas de un hemisferio cerebral puede significar un proceso anormal en esa área. 

  • Estado de alerta:

Para el especialista es importante conocer el estado de consciencia en el que se encontraba la persona a lo largo de todo el estudio para correlacionar los hallazgos. Por ejemplo cuando las personas se mueven de posición pudiera parecer que se trata de una actividad anormal, sin embargo suele ser interferencia de los electrodos. 

  • Anormalidad:

Aquí se busca de forma intencionada la presencia de ondas lentas, asimétricas, agudas o en espiga. Para determinar si se trata de alguna onda anormal, es necesario medir el voltaje y la frecuencia de cada onda.

Existen múltiples alteraciones que pueden ser encontradas por el electroencefalograma, por lo tanto, si ya tienes el resultado de tu estudio, te recomendamos acudir con un neurólogo capacitado para su correcta interpretación y evitar diagnósticos erróneos o tratamientos subóptimos que no permitan tratar los síntomas de la persona.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes