Estudios

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Diferencia entre una radiculopatía y una plexopatía

La radiculopatía y la plexopatía son dos condiciones que afectan el sistema nervioso periférico.

  • Radiculopatía:

La radiculopatía ocurre cuando una o más raíces nerviosas que salen de la médula espinal están comprimidas, inflamadas o dañadas. Esto puede causar síntomas como dolor, debilidad, entumecimiento o hormigueo en las áreas del cuerpo que son servidas por los nervios afectados. Los síntomas dependen de qué raíz nerviosa está afectada y el grado de la afectación. La radiculopatía más común es la radiculopatía cervical y lumbar, a menudo debido a enfermedades degenerativas de la columna vertebral como la hernia de disco.

  • Plexopatía:

La plexopatía ocurre cuando hay una lesión en un plexo nervioso, que es una red de nervios que se ramifican desde la médula espinal y se extienden a varias partes del cuerpo. Las plexopatías más comunes incluyen la plexopatía braquial (que afecta a los nervios que sirven al brazo y la mano) y la plexopatía lumbar (que afecta a los nervios que sirven a la parte inferior del cuerpo). Las causas de la plexopatía pueden ser trauma, tumores, infecciones, etc.

Velocidades de conducción nerviosa (VCN): Cómo distinguir entre plexopatía y radiculopatía

Las VCN son un tipo de prueba de electrodiagnóstico que mide la rapidez con la que los impulsos eléctricos viajan a través de un nervio. Esta prueba puede ayudar a identificar daño o disfunción en los nervios.

Las VCN pueden ayudar a distinguir entre radiculopatía y plexopatía al localizar el sitio de la lesión nerviosa. Por ejemplo, si los resultados de la VCN sugieren una disfunción en el nervio periférico, podría ser una indicación de plexopatía. Si la disfunción parece estar en las raíces de los nervios a medida que salen de la médula espinal, esto podría indicar radiculopatía.

Además, se puede emplear un estudio de electromiografía (EMG) para apoyar el diagnóstico. Las pruebas de EMG pueden determinar si los músculos están recibiendo suficiente señal nerviosa. Si un músculo específico no está recibiendo suficientes señales, esto puede indicar una radiculopatía si el músculo está asociado con una raíz nerviosa específica, o una plexopatía si el músculo está asociado con un plexo nervioso.

En cualquier caso, es importante destacar que estos son procedimientos diagnósticos complejos que deben ser interpretados por un profesional de la salud capacitado, ya que los síntomas, los hallazgos de la exploración física y los resultados de las pruebas pueden variar ampliamente de un paciente a otro.

¿A quiénes afectan las radiculopatías o las plexopatías?

Las radiculopatías y las plexopatías pueden afectar a cualquier persona, independientemente de su edad, sexo o raza, aunque ciertos factores de riesgo pueden aumentar la probabilidad de desarrollar estas condiciones.

Radiculopatía:

Los factores de riesgo para la radiculopatía incluyen:

  • Envejecimiento: Las enfermedades degenerativas de la columna vertebral, como la hernia de disco y la estenosis espinal, son causas comunes de radiculopatía y tienden a ocurrir con más frecuencia a medida que las personas envejecen.
  • Estilo de vida sedentario: Un estilo de vida sedentario puede llevar a un aumento de peso, lo cual puede poner presión adicional en la columna vertebral y aumentar el riesgo de radiculopatía.
  • Actividades físicas extenuantes o trabajos que involucran levantamiento pesado, torsión o vibración: Estas actividades pueden aumentar la presión en la columna vertebral y las raíces nerviosas.
  • Lesiones o traumas en la columna vertebral.

Plexopatía:

Los factores de riesgo para la plexopatía incluyen:

  • Lesiones o traumas, como fracturas de hueso, que pueden dañar un plexo nervioso.
  • Tumores o cáncer: Los tumores pueden presionar o invadir un plexo nervioso, causando plexopatía.
  • Enfermedades autoinmunitarias: Algunas enfermedades autoinmunitarias pueden dañar los nervios, incluyendo los plexos nerviosos.
  • Diabetes: La diabetes mal controlada puede llevar a daño nervioso, incluyendo plexopatía.

Es importante tener en cuenta que estos son factores de riesgo y no necesariamente causas directas de radiculopatía o plexopatía. Además, cada persona es diferente, por lo que no todos los que tienen estos factores de riesgo desarrollarán estas condiciones.

¿Cómo sé si necesito realizarme un estudio de Velocidades de conducción nerviosa?

La decisión de realizar un estudio de velocidades de conducción nerviosa (VCN) debe tomarse en base a tus síntomas y los hallazgos clínicos de una evaluación realizada por un médico o profesional de la salud. Este tipo de pruebas se utiliza para ayudar a diagnosticar una variedad de condiciones que afectan los nervios periféricos.

Podrías necesitar un estudio de VCN si estás experimentando síntomas que sugieren un posible daño o enfermedad del nervio, que podrían incluir:

  • Debilidad muscular
  • Calambres musculares o fasciculaciones (pequeños espasmos o contracciones musculares)
  • Entumecimiento, hormigueo o dolor, a menudo descrito como ardor o punzadas
  • Sensaciones anormales, como sentir que estás usando guantes o calcetines cuando no lo estás

Estos síntomas pueden ser causados por una variedad de condiciones, incluyendo radiculopatía, plexopatía, neuropatías periféricas (daño a los nervios fuera del cerebro y la médula espinal), enfermedades musculares y enfermedades neuromusculares como la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

Además, si tienes una enfermedad que se sabe que puede afectar los nervios, como la diabetes, y estás experimentando síntomas neurológicos, es posible que necesites un estudio de VCN.

Es importante destacar que siempre debes consultar a un profesional de la salud si experimentas alguno de estos síntomas. El médico podrá evaluar tus síntomas, realizar un examen físico y determinar si un estudio de VCN u otras pruebas son necesarios para establecer un diagnóstico.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes