Estudios

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Aplicación del Cuestionario Stop Bang

El cuestionario STOP-BANG es una herramienta útil y eficaz para la detección del síndrome de apnea del sueño (SAHS). Este cuestionario fue denominado STOP por sus siglas en inglés (Snore, Tired, Observed apnea y Pressure). En la publicación original STOP mostró un valor de predicción variable para cada punto de corte del índice de apneas e hipopneas por hora de sueño de la PSG vigilada. 

El síndrome de apneas-hipopneas obstructivas durante el sueño (SAHOS) representa un problema de salud pública por su elevada prevalencia y por el importante aumento de la morbi-mortalidad que significa.

¿Qué incluye el Cuestionario Stop- Bang?

La prueba incluye respuestas facilitadas por el paciente, así como sus datos demográficos y antropométricos, como la edad, el sexo o la talla del cuello. Estos tres datos pueden ser relevantes pues se encuentran entre los factores generales que pueden favorecer el colapso de las vías aéreas, causante de esta patología. Así las probabilidades de sufrir apnea del sueño aumentan con la edad y con la obesidad, aunque tanto el ronquido como el SAHS en cuestión pueden presentarse en personas no obesas. Además, los varones tienen una mayor resistencia faríngea y supraglótica que las mujeres.

Por su parte, hábitos tóxicos como el alcohol o el tabaco pueden favorecer también trastornos respiratorios del sueño en personas sanas. El alcohol puede contribuir a aumentar la intensidad del ronquido, puede provocar apneas en roncadores simples y aumenta el número y duración de éstas en pacientes con SAHS.

La prueba tiene utilidad para investigar el SAHS en Atención Primaria pues constituye una herramienta válida para que el médico seleccione los pacientes con probabilidad alta o moderada de tener SAHS para ser derivados al especialista.

Preguntas del cuestionario Stop-Bang

  • ¿Ronca fuerte (tan fuerte que se escucha a través de puertas cerradas o su pareja le codea por roncar de noche)?
  • ¿Se siente con frecuencia cansado, fatigado o somnoliento durante el día (por ejemplo, se queda dormido mientras conduce o habla con alguien)?
  • ¿Alguien lo observó dejar de respirar o ahogarse/quedarse sin aliento mientras dormía?
  • ¿Tiene o está recibiendo tratamiento para la presión arterial alta?
  • ¿Presenta un Índice de masa corporal de más de 35 kg/m2?
  • ¿Tiene más de 50 años?
  • ¿El tamaño de su cuello es grande? (Medido alrededor de la nuez o manzana de Adán) Si es hombre, ¿el cuello de su camisa mide 17 in/43 cm o más?
  • Si es mujer, ¿el cuello de su camisa mide 16in/41 cm o más?
  • ¿Su sexo es masculino?

Interpretación:

  • Bajo riesgo de AOS (Apnea Obstructiva del Sueño): Sí a 0-2 preguntas
  • Riesgo intermedio de AOS (Apnea Obstructiva del Sueño): Sí a 3-4 preguntas
  • Alto riesgo de AOS (Apnea Obstructiva del Sueño): Sí a 5-8 preguntas o 

 • si respondió “sí” a 2 o más de las primeras 4 preguntas y es del sexo masculino 

• si respondió “sí” a 2 o más de las primeras 4 preguntas y su IMC es de más de 35kg/m2 

• si respondió “sí” a 2 o más de las primeras 4 preguntas y la circunferencia de su cuello es: (43cm en hombres, 41cm en mujeres)

¿Qué es el síndrome de apnea- hipopnea obstructiva del sueño?

Se define como un cuadro caracterizado por somnolencia diurna excesiva, trastornos cognitivo-conceptuales, respiratorios, cardíacos, metabólicos o inflamatorios secundarios a episodios repetidos de obstrucción de la vía aérea superior durante el sueño.   

¿Cuáles son sus síntomas más relevantes?

El cuadro clínico se puede dividir en síntomas nocturnos y diurnos. Los síntomas nocturnos son generalmente referidos por el compañero (a) de habitación. El ronquido habitual (al menos cinco noches por semana) es el síntoma cardinal de la enfermedad; es intenso, generalmente se presenta durante toda la noche y suele ser independiente de la posición corporal.

Otros síntomas nocturnos son las apneas o ahogos presentados durante el dormir, disnea nocturna. Durante el día, el síntoma más importante es la somnolencia excesiva.

¿En qué consiste la polisomnografía para el diagnóstico de la Apnea obstructiva del sueño?

La polisomnografía es una herramienta fundamental para el diagnóstico de la Apnea Obstructiva del Sueño (AOS). Este estudio se lleva a cabo durante la noche en un laboratorio del sueño y permite una evaluación detallada de múltiples parámetros fisiológicos mientras el paciente duerme. A continuación, se describen los principales componentes y el proceso de la polisomnografía:

Componentes de la Polisomnografía

  • Electroencefalograma (EEG):

Registra la actividad eléctrica del cerebro, permitiendo identificar las diferentes etapas del sueño, desde el sueño ligero hasta el sueño profundo y el sueño REM (Rapid Eye Movement).

  • Electrooculograma (EOG):

Mide los movimientos oculares. Es esencial para detectar las fases del sueño REM, donde los ojos se mueven rápidamente.

  • Electromiograma (EMG):

Evalúa la actividad muscular, especialmente en la barbilla, las piernas y los músculos intercostales. Ayuda a detectar episodios de relajación muscular profunda y movimientos anormales.

  • Electrocardiograma (ECG):

Monitorea la actividad cardíaca, proporcionando información sobre la frecuencia y el ritmo del corazón durante el sueño.

  • Flujo respiratorio:

Se mide mediante sensores colocados cerca de la nariz y la boca, detectando la entrada y salida de aire.

  • Esfuerzo respiratorio:

Evaluado a través de bandas colocadas alrededor del pecho y el abdomen, que registran el movimiento de la respiración.

  • Oximetría de pulso:

Mide la saturación de oxígeno en la sangre y la frecuencia cardíaca mediante un sensor colocado generalmente en un dedo.

  • Sonido de ronquidos:

Se registra con un micrófono para detectar y cuantificar los episodios de ronquidos.

  • Videograbación:

A menudo se usa para observar los movimientos y comportamientos del paciente durante el sueño.

Proceso de la Polisomnografía

  • Preparación:

El paciente llega al laboratorio del sueño en la noche. Se le explica el procedimiento y se colocan los electrodos y sensores en su cuerpo. Es importante que el paciente siga sus rutinas habituales antes del estudio, como tomar sus medicamentos recetados y evitar el consumo de alcohol o cafeína.

  • Monitoreo durante la noche:

El paciente duerme en una habitación equipada con las herramientas necesarias para la polisomnografía. Los técnicos monitorean los datos en tiempo real desde una sala adyacente.

  • Registro de datos:

Durante toda la noche, se registran los datos de los diversos parámetros mencionados anteriormente. Los técnicos pueden realizar ajustes si es necesario y asistir al paciente en caso de incomodidad.

  • Análisis de resultados:

Los datos recolectados se analizan para identificar episodios de apnea (pausas en la respiración), hipopnea (respiración superficial o lenta), y otros eventos relacionados. Se evalúa la frecuencia, duración y severidad de estos episodios, así como sus efectos en la saturación de oxígeno y el ritmo cardíaco.

  • Diagnóstico y tratamiento:

Con base en los resultados del estudio, el médico especialista en trastornos del sueño puede diagnosticar la Apnea Obstructiva del Sueño y recomendar un plan de tratamiento adecuado. Esto puede incluir cambios en el estilo de vida, el uso de dispositivos como la CPAP (presión positiva continua en las vías respiratorias), o incluso la consideración de intervenciones quirúrgicas.

Importancia de la Polisomnografía

La polisomnografía es crucial para un diagnóstico preciso de la AOS, ya que proporciona una visión integral del sueño del paciente y sus trastornos respiratorios. Este diagnóstico preciso es esencial para elaborar un plan de tratamiento efectivo que mejore la calidad de vida del paciente, reduciendo los riesgos asociados con la AOS, como problemas cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares y disminución de la calidad de vida.

La Apnea Obstructiva del Sueño es una condición seria pero tratable, y la polisomnografía es una herramienta indispensable en la identificación y manejo adecuado de este trastorno.

Por otro lado, se encuentra la poligrafía respiratoria (PR), se indica en pacientes con elevada sospecha clínica de SAOS y que no cursan con estados comórbidos significativos (enfermedades pulmonares o cardiovasculares, obesidad mórbida, problemas neuromusculares y otros trastornos del dormir).

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes