Estudios

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Padecimientos

Cómo reconocer la meningitis y la encefalitis

Cuando un niño o adulto se enferma, es posible que algunos virus o bacterias que están provocando dicha enfermedad ataquen el cerebro o la membrana que lo rodea, lo que puede causar inflamación y poner en riesgo la vida de la persona.

Si el cerebro está inflamado, se denomina a esta afección: encefalitis. Si las membranas que recubren el cerebro, o meninges, están inflamadas, se denomina a esta afección: meningitis. Los síntomas pueden ser similares en ambos casos, pero un electroencefalograma puede ayudar a definir de qué padecimiento se trata.

Es importante reconocer algunos de los síntomas y acudir a recibir atención médica especializada para poder diagnosticar en caso de que se presente una encefalitis o meningitis, las cuales pueden ser mortales de no tratarse a tiempo.

A continuación ofrecemos algunos detalles sobre cada uno de estos padecimientos, así como los síntomas que los caracterizan, para que de ser necesario, busques atención.

 ¿Qué es la meningitis?

Existen tres capas de membranas conocidas como meninges que protegen el cerebro y la médula espinal. La capa interna delicada es la piamadre. La capa del medio es la aracnoides, una estructura como una tela de araña llena de un líquido que amortigua el cerebro y la capa más externa es la duramadre. 

La meningitis es una infección caracterizada por la inflamación de las meninges aracnoide y piamadre (leptomeningitis) o de la duramadre (Paquimeningitis)  que en el 80 % de los casos es causada por un virus, en el 15 al 20 % lo es por bacterias y en el resto de los casos se debe a intoxicaciones, hongos, medicamentos y otras enfermedades.

Entre los microorganismos que causan meningitis bacteriana figuran

  • Neisseria meningitidis
  • Haemophilus influenza
  • Streptococcus pneumoniae
  • Estreptococos del grupo B
  • Listeria monocytogenes
  • bacilos gramnegativos
  • y otros

Meningitis tuberculosa y similares: Los patógenos causales incluyen Mycobacterium tuberculosis, Cryptococcus neoformans, otros hongos, parásitos, etc.

Meningitis aséptica: Se define como meningitis aséptica aquellos casos de meningitis en los cuales luego de un estudio completo no se identifica una bacteria y los cultivos y las pruebas inmunológicas deben ser negativos. Es de origen viral por lo general. 

Meningitis por meningococo:La meningitis por meningococo tiene frecuentemente una presentación dramática y puede progresar como una enfermedad fulminante muriendo el paciente en pocas horas.

Muchas veces los pacientes tienen un rash cutáneo petequial en el tronco y las extremidades inferiores. La púrpura fulminante es una forma grave de manifestación de la sepsis por meningococo; es causada por coagulación intravascular diseminada y en muchas ocasiones causa necrosis distal en las extremidades.

Prevención: Existen vacunas contra los tres tipos de bacterias que pueden causar meningitis, o sea, Neisseria meningitidis (meningococo), Streptococcus pneumoniae (neumococo) y Haemophilus influenzae de tipo b

¿Cuáles son los signos y síntomas de la meningitis?

Los síntomas clásicos de presentación incluyen:

  • Dolor de cabeza
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Alteración del estado mental
  • Vómitos
  • Fotofobia
  • Rigidez de nuca
  • Signos de irritación meníngea

En los recién nacidos predominan los síntomas inespecíficos como irritabilidad, vómito, letargia, dificultad respiratoria y síntomas gastrointestinales

Los ancianos presentan con mayor frecuencia alteración en el estado mental asociado a fiebre.

Diagnóstico y tratamiento de meningitis

El diagnóstico debe ser realizado por un neurólogo el cual realizará una historia clínica y exploración física del paciente. dependiendo de la sospecha diagnóstica podrá apoyarse con estudios de imagen 

como Resonancia magnética o TAC y Electroencefalograma, además de estudios de laboratorio como cultivos para detectar la bacteria causante y punción lumbar para obtención de líquido cefalorraquídeo..

El tratamiento está basado en antibióticos, antivirales  y antifúngicos. En caso de secuelas se podrá de requerir de neurorehabilitación. 

El tratamiento debe ser inmediato. En algunos casos para prevenir las secuelas de la inflamación se indica la administración de costicosteroides como la dexametasona, que tienden a mejorar la evolución neurológica.

¿Cuáles son las secuelas que se pueden producir por la meningitis?

La meningitis puede asociarse con consecuencias serias en el largo plazo, como:

  • Sordera,
  • Epilepsia
  • Hidrocefalia
  • Déficit cognitivo, en especial en pacientes en quienes el tratamiento se ha demorado
  • Pérdida de audición neurosensorial
  • Problemas de aprendizaje
  • Problemas de comportamiento

Esas secuelas se presentan en alrededor del quince por ciento de los sobrevivientes.

¿Qué es la encefalitis?

La encefalitis es una infección aguda del parénquima cerebral caracterizado clínicamente por fiebre, cefalea, alteración del estado de conciencia.. Puede haber también alteraciones neurológicas focales o multifocales y crisis convulsivas focales o generalizadas.

Los tipos de encefalitis son:

  • Encefalitis por arbovirus
  • Encefalitis por virus del herpes simple VHS.
  • Encefalitis por el virus de la rabia
  • Encefalitis por el virus del sarampión.
  • Encefalitis por el virus de VIH.
  • Encefalitis autoinmune. Se crean anticuerpos contra el receptor NMDA. Asociado a pacientes jóvenes con alteraciones psiquiátricas.

 

 Encefalitis herpética:  La exposición inicial al VHS en la infancia se manifiesta por gingivoestomatitis y en adultos por faringoamigdalitis. El virus es transportado en forma retrógrada a través del nervio trigémino y se establece en el ganglio trigeminal en donde permanece latente.

Cuando la reactivación del virus ocurre, puede alcanzar el sistema nervioso por mecanismos aún no aclarados. El sitio de predilección de la infección es la corteza temporal y el sistema límbico.

Diagnostico y tratamiento de la encefalitis

Los estudios implicados son los mismos que para la meningitis pero el neurólogo encontrará resultados diferentes.

El tratamiento está basado en fármacos antivirales. En caso de secuelas se requerirá neurorehabilitación.